Programa de Arqueología Preventiva en Colombia

En el contexto de las leyes colombianas se deben implementar Programas de Arqueología Preventiva en el contexto del diseño, construcción y puesta en marcha de proyectos de construcción que requieran licencia ambiental si intervienen un área mayor a una hectárea. Dentro de este PMA – Plan de Manejo Ambiental - se desarrolla un Programa de Arqueología Preventiva.

 

Es decir, el patrimonio arqueológico está sujeto a un régimen especial de protección por ser un Bien de Interés Cultural. Cualquier intervención que pueda afectar el patrimonio arqueológico debe ser realizada por profesionales acreditados ante el ICANH.

La ley 397 de 1997, modificada por la Ley 1185 de 2008, expresamente señala que:

“En los proyectos de construcción de redes de transporte de hidrocarburos, minería, embalses, infraestructura vial, así como en los demás proyectos y obras que requieran licencia ambiental, registros o autorizaciones equivalentes ante la autoridad ambiental, como requisito previo a su otorgamiento deberá elaborarse un programa de arqueología preventiva y deberá presentarse al Instituto Colombiano de Antropología e Historia un Plan de Manejo Arqueológico sin cuya aprobación no podrá adelantarse la obra”.

La entidad encargada de dar solución a los trámites de los Programas de Arqueología Preventiva es el Instituto Colombiano de Antropología e Historia-ICANH.

Mediante la Ley 397 de 1997; la Ley 1185 de 2008, el Decreto 833 de 2002 y el Decreto 763 de 2009, se hace obligatorio el desarrollo de Programas de Arqueología Preventiva. La atención del ICANH a este frente de trabajo implica la asesoría a unos 400 proyectos arqueológicos cada año. 

La Arqueología preventiva tiene como objeto:

1.   El conocimiento sobre la distribución en Colombia de los diversos tipos de yacimientos arqueológicos.

2.   Evitar efectos dañinos de las obras de construcción y posibilitar la protección de la información y la conservación de los bienes culturales.

3.   Adelantar la evaluación y seguimiento del Programa de Arqueología Preventiva en los proyectos de infraestructura, minería e hidrocarburos ayuda a evitar el impacto negativo de las obras o movimientos de tierra en los yacimientos arqueológicos.

 

Los programas de arqueología preventiva deben cumplir con dos criterios fundamentales:

1) No se limitan a un único estudio técnico. El carácter de programa enfatiza el diseño y la aplicación de distintas fases de investigación y gestión del patrimonio arqueológico.

2) Se trata de asegurar un manejo preventivo de los impactos que pudieran generarse sobre el patrimonio arqueológico en desarrollo de proyectos, obras o actividades.

Al mismo tiempo el Programa de Arqueología Preventiva debe cumplir con cuatro fases.

a)    Diagnóstico.

b)   Prospección y formulación del Plan de manejo Arqueológico.

c)    Ejecución del Plan de Manejo Arqueológico.

d)   Definición de la tenencia de bienes arqueológicos y divulgación de los resultados.

Finalmente se debe garantizar la divulgación y participación del público, mediante charlas, conferencias, talleres o exposiciones durante las fases de Prospección y Ejecución de los Planes de Manejo Arqueológico, para que la información producida cobre prontamente valor en términos de la apropiación social de los bienes culturales.

 

Departamento de comunicación y divulgación  -Argé de Colombia.